Piel limpia y exfoliada naturalmente

Esta semana les traigo otro ecologitip nivel semilla para los que dan sus primeros minipasitos para cuidar un poquito nuestro planeta.

Estos productos son de plástico y no pueden reciclarse

A la hora de bañarse hay gente (sobre todo nosotras las mujeres) usamos una de esas esponjas que compramos en las tiendas, ya sean las que son de bolita, o unas suavecitas. Pero lamento informarte que eso… así es: es plástico NO-reciclable.

¿Y entonces qué puedo hacer para mantener mi piel limpia, quitarle la mugre pegada, y dejarla bonita y suavecita?

Fácil. Cuando te bañes, evita las esponjas y cepillos hechos de plástico. Mejor usa los clásicos estropajos de Capitán Cavernícola que usaba mamá (o también llamadas luffas) y cepillos de bambú o madera con cerdas de fibras vegetales.

No son difíciles de conseguir. Hay personas que tienen plantas de luffas (o estropajos), ya que crecen rápido como enredadera, y puedes cambiarla seguido o incluso regalarlas. Si no tienes todavía tu plantita de estropajos ni conoces a alguien que tenga, puedes buscarlas en tiendas naturistas o que vendan productos tradicionales. Mi estropajo y mi cepillo (los de la foto principal) los compré aquí en Tijuana en una tienda “La Mexicana” del Mercado Hidalgo.

Ahora, OJO: En algunos supermercados te venden esponjas con estropajo. Y aunque puede ser muy fácil y práctico comprarlas en esos lugares, y además te sentirás bien orgulloso(a) y verde por comprar algo natural… ¡no te creas! porque por lo general esas esponjas vienen en empaques de plástico.

Otra opción que tienes, es usar bolsitas de telas naturales tejidas, y meter tu jabón en ellas. De esta manera es práctico el enjabonarte. Aún no sé de alguna tienda que las vendan aquí en Baja California, pero en cuanto sepa les prometo que actualizaré esta publicación y además avisaré en mis redes sociales @verdeimperfecto Creo que en Sostenible Mx y Be 100% Natural las pueden conseguir, pero no estoy segura, así que pregunten. Hay personas que disfrutan de tejer y hacen sus propias bolsitas, así que si conoces a alguien así, podrías encargarle y comprarle una.

Otras ventajas que ofrecen estas alternativas naturales, es que estimulan la circulación, exfolian la piel, y aunque parecen rasposas, al mojarlas se vuelven más suaves. Y una vez que se desgastan… ¡se van a la composta! Son naturales, biodegradables e hipoalergénicas.

Creo que ya tienes varios puntos a favor para cambiar de las esponjas y cepillos sintéticos a opciones naturales. Espero que pongas en práctica este ecologitip muy pronto y me comentes qué tal te ha servido.

¡Nos leemos luego!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s