Adiós agua. El estrés hídrico nos alcanza.

Esta semana inició en Tijuana y Rosarito el Programa de Racionamiento de Agua Potable. El cual consiste en suspender el servicio de agua potable por 24 a 36 horas a diferentes secciones, en diferentes días para permitir que se pueda almacenar agua suficiente para cubrir nuestras necesidades. Anteriormente se dijo que si no disminuíamos nuestro consumo y lograbamos almacenar agua, para diciembre simplemente no habría agua para nadie. No alcanzaría. Nos quedaríamos sin agua.

No sé si tú que me lees eres de Tijuana, o si vives en alguna ciudad o país lejano. Pero aunque esto no te afecte, te sugiero que leas y compartas la información, pues este problema de escasez de agua cada vez va a alcanzar más y más lugares. Por lo que es sumamente importante que TODOS en TODO el mundo actuemos desde YA y cuidemos nuestros recursos. Aprende del caso de mi ciudad, Tijuana.

La seriedad del problema

La escasez de agua se conoce como estrés hídrico, que se presenta cuando la demanda de agua potable es mayor que la cantidad disponible.

Segun la BBC, es probable que en 15 años la mitad de la población mundial viva en áreas en las que no habrá suficiente agua para todos.

Mas del 97% del agua en la Tierra es salada. Dos tercios del agua dulce está en glaciares y capas de hielo polar. Y de lo poco que queda de esa agua dulce, la mayor parte está en el suelo o en acuíferos subterráneos.

Así que el agua que nos queda para los seres vivos, es mínima.

Ahora, esta agua no solo es la que bebemos, usamos para bañarnos, cocinamos y lavamos ropa. Sino que hay que considerar que también se utiliza para producir los productos que consumimos como ropa, alimentos y bebidas (alimentar ganado, procesar alimentos, higiene, etc.), transporte, energía y otros objetos de uso común que utilizan agua durante su proceso de fabricación o distribución.

El Foro Económico Mundial ha definido que para el 2030 habrá una demanda 40% mas alta de la que existe hoy en día, y nuestro planeta no podrá cubrirla.

¿Y qué pasará si hay escasez de agua? Los precios de los alimentos y bebidas, medicamentos y servicios de salud subirán -entre otras muchas cosas-, así como el precio que pagamos cada mes por recibir agua potable en nuestros hogares, y puede ser de tal magnitud que las futuras guerras (que no son tan lejanas como nos gustaría creer) serán por agua en lugar de petróleo.

¿Puedes ver la gravedad de la situación?

Pero ahí no queda. Esta es una situación problemática que no solo se debe a que dejas abierta la llave mientras te lavas los dientes. Sino que también es resultado del cambio climático y deforestación.

O sea… ¿cómo?

Sí, y no solo se debe a que cuando hace mucho calor la gente usa más agua… sino que debido al calentamiento global hay alteraciones en el clima: menos lluvias, sube la temperatura, el ambiente se vuelve más seco, lo que provoca sequías en diferentes zonas. Esto afecta tanto a los habitantes como a la vegetación del lugar, que se encarga de captar el agua de las lluvias, ayudar a retenerla y distribuirla en los suelos, así como mantener la humedad de una región. ¡Es un ciclo en equilibrio! Pero este tema lo explicaré con mayor detalle en otra ocasión.

Y si nosotros no medimos y cuidamos el agua potable, y además desaparecen los bosques y selvas por los incendios provocados por la sequía y también los acabamos por la deforestación que el humano provoca por explotar recursos… ¡pues crisis total!

¿Ahora SI puedes ver qué tan grande es el problema? ¿Te das cuenta que no solo se trata de pagar tu recibo del agua cada mes?
Yo no sé tú, pero yo sí estoy en pánico.

Necesitamos tomar acciones contundentes YA. Desde cada ciudadano en casa, hasta empresas y gobiernos. Porque se nos está acabando el líquido más importante.

Y bueno, quizá digas… ¿Pues porque no construimos más desalinizadoras y ya, si ABUNDA el agua en los océanos?

Uno de los métodos más utilizados para desalinizar el agua es la ósmosis inversa que, no te voy a explicar todo ahorita para no hacer más larga esta publicación, pero debes saber que en ese proceso el agua debe pasar por unas membranas con muchísima presión, y para lograr eso es que se necesita alto consumo de energía.

Por ello, lamentablemente el proceso de desalinización es muy costoso. Así que no es raro ver que las mayores plantas desalinizadoras se encuentran en países ricos en recursos energéticos.

Y entonces… ¿qué podemos hacer?

La OMS recomienda que la cantidad media apropiada que usemos en nuestro día a día es de 100 litros por habitante, por día.

Y pues aunque ya vimos que es una problemática de grandes escalas, que llegan más allá de nuestra casa, vamos a empezar con lo básico: cosas que puedes hacer tú desde hoy para cuidar el agua.

  • Limita tu tiempo al bañarte a 5 o 10 minutos, y procura cerrar la llave del agua mientras te enjabonas. Mientras esperas a que caliente el agua de la regadera, recoléctala en una cubeta y aprovéchala para la lavadora, el sanitario, lavar trastes, regar tus plantas, lavar tu carro u otro uso. Ya si quieres ser hardcore, puedes retroceder en el tiempo y acostumbrarte a bañarte “a jicarazos“.
  • Cierra la llave mientras cepillas tus dientes o rasuras. Y de preferencia utiliza un vaso solo con el agua necesaria para ello.
  • Repara fugas de agua en cuanto descubras que existen. Como dicen, “de gota a gota el agua se agota”.
  • NO limpies tu patio, banqueta o la calle con manguera para quitar la basura y hojas. Utiliza un mecanismo exótico y sumamente costoso para ello llamado: ESCOBA. Y para lavarlo, reutiliza el agua de la lavadora.
  • Lava tus trastes en una bandeja de agua y no con el chorro de agua corriendo de la llave. Pregúntale a tu mamá o tu abuelita, y verás que te dirá que así lo hacía ella en su infancia o juventud.
  • Ajusta el nivel de agua en la lavadora, solo lava cargas completas, y con agua fría. Si te es posible, recolecta el agua del enjuague y utilizala para limpiar tu patio o para el sanitario.
  • Lava tu carro con agua en una cubeta y esponja, no con la manguera.
  • Si tienes jardín, riega temprano en la mañana o por la noche. Cuida de no dejar que el agua se desperdicie y corra. Si tienes plantas en macetas utiliza una regadera de plantas en lugar de mangueras.
  • No abras totalmente las llaves del grifo cuando uses agua, acostúmbrate a abrir solo un poco. Por lo general abrimos la llave en su totalidad para lavarnos las manos o los dientes, y solo necesitamos un poquito de ella, así que terminamos desperdiciando. Si se te olvida hacer esto, pues entonces cierra un poco las llaves de paso de agua de tu casa, para que haya menos presión y así te “obligues” a usar menos agua.
  • Coloca en la caja de tu sanitario una botella de 1 litro llena de arena, piedras o agua, bien cerrada. De este modo la caja se llenará con un poco menos de agua. Solo asegúrate que no interfiera con el mecanismo.
  • Educa a los niños de tu casa sobre el valor de cuidar el agua y la problemática, hazlos entender que, aunque es muy divertido jugar con agua, es sumamente importante cuidarla.

Ahora, esto no se trata de solo hacerlo por una semana, un mes… sino son cambios que debes adaptar YA a tu estilo de vida, porque no se trata de ponerse capa de super héroe solo mientras en las noticias dicen que hay escasez de agua, sino de vivir de ahora en adelante una vida más sustentable para cuidar TODOS nuestros recursos y que nos duren muchos años.

Porque la crisis es real.

Está aquí.

Y nos va a tocar a nosotros vivirla.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s