Una llamada por los gorilas

¿Qué tal te fue con tus regalos estas fiestas decembrinas? ¿Qué recibiste? ¿Te regalaron o cambiaste de celular o tablet? Me da gusto por tí.

Y… ¿qué piensas hacer con tu celular viejo? ¿De verdad necesitabas uno nuevo?

Es emocionante ver celulares nuevos anunciados, con impresionantes funciones, formas y diseños llamativos, y sé que muchos son fans de cambiar de celular cada que sale el nuevo iphone o galaxy promocionados con espectaculares comerciales, y no pueden esperar para tener el nuevo producto en sus manos y presumir en redes que ya se lo compraron y lo “in” o “cool” que son.

Yo, honestamente (y cualquiera que me conoce puede corroborarlo) evito comprarme celulares a cada rato o el modelo más reciente, y solo cambio cuando ya de plano me falla el que tengo. Y sí me parecen lindos los que van apareciendo en el mercado y me llaman la atención, pero aunque se vean bonitos, guardan dentro de ellos una pesadilla para mucha gente y animales.

Los teléfonos inteligentes, tablets, consolas de videojuegos y otros dispositivos electrónicos contienen un mineral metálico relativamente escaso en la naturaleza llamado coltán que se compone de colombita y tantalita, los cuales permiten que los componentes sean más pequeños y tengan mayor capacidad eléctrica, por lo que la búsqueda por hacer smartphones, tables y dispositivos más delgados, compactos y ligeros han hecho que la extracción de coltán explote.

Este mineral se encuentra en países como Australia, Brasil, Canadá, Ruanda o la República Democrática del Congo, siendo esta última el peor de los casos. En el Congo existen conflictos armados, y la milicia rebelde establece minas ilegales para extraer coltán en condiciones deplorables y prácticamente de esclavitud para los trabajadores.

Para explotar las minas invaden las áreas donde habitan los Gorilas de Espalda Plateada (Gorila de Grauer). Ahora, además de la invasión de su hábitat, los gorilas son perseguidos y cazados por los grupos militares para obtener su carne y su piel.

El conjunto de estas situaciones ha provocado que el Gorila de Espalda Plateada sea una especie declarada en peligro de extinción, que en tan solo 20 años ha disminuido un 77%, y en algunos lugares específicos ha desaparecido en un 94%.

“¿Entonces me vas a decir que soy culpable de la desgracia de los gorilas por usar un smartphone? ¡Si tú estás usando uno en este momento!”

No te declaro el culpable de la situación, ni te estoy pidiendo que te desconectes del mundo. Sino que te invito a que seamos conscientes y actuemos para disminuir el daño y que invites a otros a apoyar.

¿Qué podemos hacer para no ser unos malditos asesinos de gorilas?

En primer lugar, RECICLA tu celular cuando ya no vayas a utilizarlo. Sea porque se descompuso, o porque te regalaron uno nuevo y no tienes a quien heredarle el anterior, o lo que sea… RECICLALO. En los centros de distribución y atención a clientes de la mayoría de las compañías de telefonía celular tienen buzones o áreas donde reciben tus celulares o pilas para reciclarlas. Si no, también busca eventos con centros de acopio de electrónicos.

Al reciclar tu dispositivo electrónico como tu celular o tablet, ayudas a que se reutilice el coltán y así disminuya la demanda de su extracción. No dejes por ahí guardado en un viejo cajón tu celular, pues contiene valioso mineral y componentes que pueden aprovecharse.

Debemos también pedir a las empresas certificados que verifiquen el origen de los materiales de sus productos. No todas las minas de coltán abusan de sus trabajadores y sobreexplotan las áreas donde se encuentran. Incluso hay que hacer peticiones a las empresas que busquen materiales que puedan sustituir en un futuro al coltán y otros materiales que tan cruel daño hacen a la biodiversidad.

Y, por último, pero no por eso menos importante… yo creo que este es EL MAS IMPORTANTE de los puntos:

RECHAZA Y REDUCE

No consumas solo por moda o por tener lo más novedoso que sale a la venta para que en tus redes te den likes por lo “increíble” que eres. Aprende a minimizar, aprende a reducir tus compras, aprende a filtrar lo que necesitas y no en tu vida a la hora de adquirir algo y rechaza lo que no te hace falta. Busca una vida sencilla, práctica y ecoamigable. No digo que no te des gustitos de vez en cuando, pero sí que seas más consciente. Cada vez que veo algo “bonito” o de moda y se me antoja comprarlo, me pregunto “¿en verdad lo necesito? ¿le voy a sacar el provecho necesario para que valga la pena su compra? ¿cambiará drásticamente y para bien mi vida si lo compro?“.

En un minuto que te tomes para pensar tu próxima compra, puede residir el poder de salvar una especie.

Rechaza. Reduce. Reutiliza. Recicla… tus dispositivos electrónicos.

Y por favor, CUIDA tu celular.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s