Prepara tu pasta dental casera

¡Hola amigos! Hoy les traigo un ecologitip nivel guerrero para higiene bucal: Cómo hacer su pasta dental.

Ya sea porque buscas disminuir la cantidad de químicos que entran en tu cuerpo, o porque deseas minimizar la cantidad de residuos que generas y evitar los plásticos de un solo uso, esta receta te ayudará.

Las pastas dentales comerciales vienen en tubos plásticos que NO son reciclables, así que puedes imaginar cómo el consumo constante de estos productos se traducen en un efecto negativo para nuestro planeta.

Si eres de los que no les gusta o no tienen tiempo de preparar recetas, existen opciones ecofriendly que puedes comprar ya listas. Algunos venden pastillas para lavar tus dientes y vienen en recipientes metálicos que puedes rellenar (La Negra Flor/Tijuana), pastas a base de arcilla (Sayab/Tijuana, Hogar Verde/Mexicali), a granel (Ecostore Tijuana by Swipe), pasta sólida en varita que solo tallas con tu cepillo (Hogar Verde/Mexicali), y otras opciones de pastas dentales sin químicos y con productos naturales en tubo, pero hasta el momento solo las he visto de plástico, si alguien conoce alguna tienda donde vendan en tubo compostable (ojo: compostable, no biodegradable, que no es lo mismo), por favor avíseme, se lo agradecería mucho.

Preparar esta pasta puede ayudarte a economizar, además que es muy sencillo y los ingredientes los puedes encontrar en cualquier ciudad que vivas. Aunque el precio por botella de los aceites escenciales puede parecer costoso, una botellita te puede durar por muchísimos meses (hasta más de un año) y al final te sale más económico que el número de pastas dentales que comprarías en ese lapso de tiempo.

Yo llevo casi 4 años usando esta pasta y ya no compro ningún producto dental comercial de los supermercados.

Cosas que debes considerar

Antes de iniciar, en caso de tener algún problema dental o enfermedad, acude a tu dentista y sigue sus instrucciones. Lo principal siempre será tu salud.

Al ser una pasta casera, la consistencia NO será la misma que la de la pasta dental comercial a la que estás acostumbrado, además de que NO genera espuma. A mí, al principio me disgustó mucho la sensación y por unos segundos pensé en mandar al cuerno todo. Pero hice una pausa, detuve esos pensamientos, y recordé que se debe solo a que mi mente está acostumbrada a lo que usé TODA MI VIDA, y solo es cuestión de re-educar mi mente. Al poco tiempo me acostumbré a esa consistencia y actualmente, después de más de 3 años usándola, cuando he tenido que usar pasta comercial por alguna razón, NO me gusta ya la consistencia, sabor y sensación que me deja. Prefiero mi pasta casera. Así que es cosa de ser constante, reeducarnos y adaptarnos al cambio.

La pasta está hecha a base de aceite de coco, el cual es susceptible a la temperatura. En los días de calor se volverá mas aguada, y si el calor es excesivo se volverá hasta líquida. En estos casos lo que yo hago es ponerla en el refrigerador unos minutos antes de lavar mis dientes, así recupera su consistencia sólida. Igual, si está muy frío, se va a solidificar y batallarás un poco en tomarla. Lo que puedes hacer es tomar tu recipiente en tus manos por unos minutos y se ablandará.

Para aplicarla, toma una pequeña cantidad con un palito o algún cubierto y ponla en tu cepillo de dientes. NO es recomendable tomar la pasta de tu recipiente directamente con tu cepillo, ya que pudiera tener bacterias y queremos evitar que se pasen al resto de tu pasta.

Cuando te estés cepillando y necesites escupir, puedes hacerlo directamente al lavabo o en un trozo de papel o servilleta. Yo hago lo segundo porque el aceite de coco al caer por la tubería fría se solidifica y se puede ir acumulando, haciendo que con el tiempo se tape un poco. No es nada grave, pues puedes limpiarlo virtiendo bicarbonato de sodio y agua hirviendo al lavabo y listo. Pero si prefieres evitar eso, simplemente utiliza el papelito para escupir.

He leído en algunas páginas que el bicarbonato de sodio puede ser abrasivo, pero la cantidad que utilizamos es pequeña y no se aplica directamente y solamente bicarbonato. Llevo ya tiempo utilizando la pasta y aunque tengo dientes sensibles, no he sentido dolor ni incomodidad en todo este tiempo. Claro que los resultados de todos los productos varían de persona a persona.

Ahora sí…

Preparemos nuestra pasta

Ingredientes
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio.
    Neutraliza los ácidos de nuestra boca y limpia.
  • 4 cucharadas de aceite de coco orgánico.
    Tiene propiedades antibacteriales naturales.
  • 25 gotas de aceite escencial de menta.
    Sirve para el aliento y sabor. Puedes ajustar la cantidad de gotas a tu preferencia.
  • 10 gotas de aceite escencial de árbol de té.
    Excelente antibacterial. Tiene un sabor algo fuerte, así que puedes disminuir la cantidad hasta 5, o aumentarla si prefieres algo más intenso.
  • 1 cápsula o 1 pizca de carbón activado. (OPCIONAL)
    Sirve para blanquear los dientes. No necesitas agregar mucho.
  • 1 pizca de stevia natural. (OPCIONAL)
    Endulza y ayuda a combatir la gingivitis, las caries y las úlceras en la boca ya que es capaz de suprimir la reproducción y el desarrollo de micro-organismos infecciosos en los dientes y en las encías, además de inhibir el crecimiento de la placa.
Dónde compro los ingredientes

El bicarbonato de sodio lo compro a granel en Brenda’s (Tijuana). Ahí mismo compro la stevia natural en polvo, pero esta te la venden en botecitos plásticos, aunque te puede durar muuuucho y al terminarla puedes reutilizar el recipiente. La stevia natural es verde oscuro, NO es blanca. La que venden en supermercados es de este color porque ha sido procesada, y si lees las etiquetas descubrirás que ni siquiera es 100% stevia sino que va mezclada con otros ingredientes.

El aceite de coco lo puedes encontrar en diversas tiendas y supermercados. No es difícil de conseguir. Solo procura que sea orgánico.

Los aceites escenciales de menta y árbol de té los compré en Botánica Mendoza (Tijuana), pero puedes encontrarlos en la botánica de tu preferencia.

Las cápsulas de carbón activado las compré hace mucho, cuando apenas empezaba mi camino zero waste, por internet. Pero he visto que en botánicas o lugares como Brenda’s puedes encontrarlo y a veces hasta a granel. Ya que también se usa para la digestión o algo así.

Preparación

No tiene nada de complicado: solo mezcla todos los ingredientes hasta que se integren bien. El orden en que los agregues no altera el resultado. Se sentirá un poco líquida debido al calor generado al mezclarlos, pero al dejarlo reposar empezará a solidificar (en caso de que haga mucho calor sigue la recomendación que mencioné anteriormente).

No necesita mantenerse en el refrigerador, pero si la guardas ahí no afecta. Solo ten en mente las recomendaciones iniciales.


¡Listo! Ya tienes tu pasta dental casera SIN químicos y a base de productos que puedes comprar a granel o en envases/empaques reciclables.

Comparte esta receta con quien pueda beneficiarse de ella y que busque una vida zero waste. Próximamente publicaré mi receta para hacer un enjuague bucal casero sin alcohol ni químicos. Haz click aquí para aprender a preparar tu enjuague bucal casero sin alcohol ni químicos, el complemento perfecto para tu pasta.

Deja tus dudas o comentarios y platícame tu experiencia, si te gustó, si te tomó mucho tiempo adaptarte, o si tienes recomendaciones para mejorar esta receta que nos puedas compartir.

Ciao!

2 thoughts on “Prepara tu pasta dental casera

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s