Shampoo Sólido

Hola, amigos. Tenía mucho tiempo que no escribía en mi blog. El verano llegó cargado con muchas cosas en mi vida personal y familiar que me mantuvieron algo alejada de Verde Imperfecto tanto de mi blog como de mis redes, aunque estas últimas semanas he podido actualizarlas. Pero ya es hora de darle algo de amor a este blog.

Hoy continúo platicándoles sobre los diferentes métodos de lavado de cabello zero waste. Anteriormente hice una breve mención sobre cuáles he encontrado, así como los problemas que provocan los shampoos convencionales que encontramos en el supermercado o tiendas de belleza. Si no leíste esa publicación, haz click aquí para ponerte al tanto.

En esta ocasión escribo sobre el método más popular y utilizado tanto por aquellos que cambian a una vida mas consciente con el ambiente, como gente que busca productos naturales por salud, personas que viajan seguido, e incluso gente que sigue tendencias:

El shampoo sólido

Las barras de shampoo son productos creados en su mayoría artesanalmente con ingredientes naturales concentrados como aceites, extractos naturales con aromas y/o propiedades suavizantes e hidratantes.

Estas se producen por diferentes métodos, entre los cuales encontramos:

A. Saponificación de grasas con sosa cáustica.
B. Tensioactivos, que son sustancias que disminuyen la tensión entre dos sustancias (agua y aceite, por ejemplo). Pueden ser naturales o sintéticas.
C. Materias vegetales con saponinas.

Algunos tienen ingredientes como avena, miel, café, romero, entre otros para dar propiedades diferentes para distintos tipos de cabello.

Ventajas

No necesitan envases de plástico. Generalmente vienen sueltos o algunos los venden en caja de cartón o papel que puedes compostar. Así disminuímos el consumo de plástico, y aunque los envases se pueden reciclar, esto puede hacerse sólo un número limitado de veces, así que siempre es mejor rechazar y reducir, antes que reciclar.

La mayoría son veganos. No te puedo asegurar que todos son veganos, pues algunos utilizan materia prima como la miel de abeja. Sin embargo la mayoría se basan en aceites, escencias y otros ingredientes vegetales.

Seguros. Debido a los ingredientes naturales con los que son fabricados pueden usarse tanto en cabello como en tu piel. OJO: salvo que padezcas alergia a algún ingrediente.

Uso de menos agua en su producción. Algunas personas no se animan a comprar barras de shampoo porque consideran que es más barato comprar el que es líquido y vendido en supermercados, sin embargo considera que estos últimos contienen entre 80% y 95% agua. Los sólidos no sólo ahorran agua en su producción, sino que terminan siendo concentrados, lo que nos lleva al siguiente punto.

Son duraderos. Al ser concentrados, una barra sólida te puede rendir hasta 80 o 100 lavadas o hasta 4 meses. Solo cuida que no se quede mojado siempre.

Artesanales y locales. Aunque existen marcas grandes como Amai, Indra o la internacional Lush por mencionar algunas, la fabricación de shampoos sólidos es una actividad artesanal que muchas personas toman para iniciar su negocio, así que es muy fácil encontrar marcas locales en tu ciudad, lo cual recomiendo ampliamente ya que así apoyas a pequeños comerciantes además de reducir la huella de carbono generada por el transporte y distribución de tu shampoo.

Fáciles de transportar. Al no ser líquidos puedes llevarlos en cualquier bolsa o recipiente con la confianza de que no causarán un desastre viscoso. Incluso al momento de viajar en avión son convenientes debido a que no te restringen su transporte como sucede con los shampoos y otros productos líquidos que tienen un límite permitido.

Contras

Precio por pieza. Si comparas el precio de 1 barra de shampoo sólido ante el de 1 botella de shampoo convencional del supermercado, claramente el primero no saldrá victorioso en la competencia, puesto que su precio unitario puede variar entre 70 y 150 pesos dependiendo del tamaño, peso, ingredientes que posee y hasta la forma o decoración (¡hay algunos preciosos!). Pero si vemos todo el panorama en realidad no sales perdiendo al comprar un shampoo sólido ya que, como aclaré en las ventajas, son rendidores y no están compuestos por agua. Te duran varios meses y cabe mencionar que no es necesario usarlos diariamente, puedes lavar tu cabello cada 2 o 3 días porque no desnudan de sus aceites naturales al cabello.

Sin empaque. Esta es una ventaja que puede verse también como punto débil según la perspectiva. Al estar libres de envoltura alguna se puede perder el aroma. Si no se pierde, cabe la posibilidad de que lleve fragancias sintéticas. Además que a algunas personas les provoca desconfianza de que pudiesen contaminarse en su manejo y distribución.

Algunos métodos para fabricarlos llevan jabón base. Esto es algo que, a final de cuentas, son detergentes que estamos buscando eliminar para que no lleguen a nuestros mares.

Sin etiquetas informativas. Si no cuentan con etiqueta alguna no tienes la información a la mano sobre los ingredientes exactos que contiene, lo cual es sumamente importante para personas que padecen alguna alergia a ciertos productos o queremos saber si llevan materia sintética o detergente.

Algunos no hacen espuma. Esto yo no lo veo como algo negativo o debilidad, sin embargo hay quienes disfrutan de esa sensación espumosa o que si no ven espuma, piensan que no limpian bien y utilizan mayor cantidad, lo que gastará más rápido su barra.

Cómo se usa

Para aplicarlo es muy sencillo. Solo debes mojar la barra y frotarla en tu cabeza o bien puedes frotarla en tus manos y luego pasar éstas por tu cabello. Masajea suavemente tu cuero cabelludo. Enjuaga bien con agua. Al terminar asegúrate de colocar tu barra en un lugar donde no se moje constantemente para que pueda durarte más tiempo.

Dónde lo encuentras

Al ser el método más popular para lavado de cabello zero waste te aseguro que no tendrás problema en encontrarlo. Cualquier tienda de productos naturistas, orgánicos y/o ecológicos vende alguna marca de shampoo sólido.

Yo he probado Indra, Aria, La Negra Flor, y Chica Cúrcuma. Y aunque tengo un favorito entre esos, sigo probando más marcas para conocer y poder tener bases para formar una opinión y compartirla con ustedes cuando me preguntan. Ninguna de las opciones me ha decepcionado, y como todos tenemos tipo de cabello diferente y distintos ritmos de actividad y necesidades, los invito a que prueben varias marcas hasta que encuentren la que más les guste.

¿Y tú cuál has probado?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s